Plantas de apartamentos

Orquídeas raras

Pin
Send
Share
Send


Orquídeas raras

Las Orchidaceae tienen alrededor de seiscientos cincuenta géneros y más de veinte mil especies de orquídeas. Solo en nuestro país podemos encontrar más de ochenta mil especies de orquídeas que crecen tanto en lugares marinos como de montaña. A estos debemos agregar los no espontáneos, es decir, los cruzados que se vuelven raros desde un punto de vista botánico. Las orquídeas se clasifican según criterios específicos, como las características de las flores y las hojas, el entorno en el que viven y, en general, los rasgos que forman parte de la planta en su conjunto. A nivel biológico, las orquídeas se dividen en "pobre", "terrestre", "parásito", "semi epifita" y "epifita". La característica de las epifitas es la de tener áreas de raíz que usan árboles como soporte. La peculiaridad de las semillas epífitas es la de sobrevivir en las ramas y en la roca. Los pobres viven bien arraigados al suelo con áreas de raíz. Los terrestres, como su nombre también dice, nacen en el suelo y tienen sus raíces bien insertadas en el suelo. En cambio, las orquídeas parásitas se alimentan del alimento orgánico que pueden encontrar en el lugar que las rodea y, por lo tanto, no usan clorofila como elemento energético. Entre las orquídeas más raras podemos encontrar las de origen africano, las del género Angraecum, que a su vez se divide en más de doscientas subespecies. A estos se agrega el género Miltonia que tiene orígenes brasileños y cuyas flores pueden medir hasta ocho centímetros. Entre las más importantes y particulares se encuentran las especies del género Odontoglossum y los llamados "tigres" del género Riossoglossum. Finalmente mencionamos el género Laelia y el de origen americano Lycaste.


Cultivo

Las especies raras de hoy están protegidas y, por lo tanto, es muy difícil para cualquiera que haya tratado de cultivarlas en un entorno distinto al suyo. Además del hecho de que cultivar especies raras sería un delito, precisamente porque son raras y, por lo tanto, particulares, estas especies no pueden vivir y adaptarse simplemente a un hábitat que no sea el de origen. De hecho, hay muchas precauciones que deben tomarse para que orquídeas raras puede crecer y desarrollarse en toda su belleza. En particular, se necesitan métodos diversificados para cada una de las especies que se han creado previamente. Cada tipo de acción a tomar debe tender a recrear el entorno del que es orquídeas raras vienen, en los cuales crecen espontáneamente y sin la necesidad de intervención humana.

Por ejemplo, el tipo Angraecum necesita mucho brillo y una temperatura que no sea excesivamente caliente.

Pin
Send
Share
Send